El valor de la post implementación de una herramienta de Gestión Empresarial

    La decisión de implementar un sistema ERP es el inicio de un nuevo orden en los procesos operativos, por lo que aplicar soluciones idóneas es determinante para librar la problemática que pueda generar este cambio. Es el momento en que el proveedor cliente se transforma en aliado, si sus requerimientos son escuchados y su problemática es cubierta.

    Implementar efectivamente una Solución de Gestión Empresarial (ERP) se traduce en alcanzar el máximo aprovechamiento de la información que ésta genera. Pero con el paso de los meses y años descubrirá puntos claves que serán imperiosos dilucidarlos, porque ayudarán a facilitar el trabajo de sus colaboradores y evitarán reprocesos en sus trabajos. Las dudas son humanas (¡no hay modo de sortearlas!) y cuando aparezca una recurrirá al personal de Soporte del proveedor para que lo asesore, escuche y ofrezca el tiempo necesario para su solución. Es decir, la relación con su proveedor de soluciones no concluye con la finalización del proyecto.

    La post implementación es el momento en que el vínculo entre el cliente y el proveedor de soluciones se transforma en compromiso y sirve para evaluar la situación, redefinir objetivos, detectar problemas y oportunidades. El corolario de todo esto es un perfeccionamiento de la gestión de los proyectos. De esta manera, las operaciones de la empresa no se interrumpirán a causa de una incomprensión del funcionamiento del ERP y sus dificultades serán resueltas en el menor tiempo posible a través del entendimiento de las funcionalidades, el desempeño del sistema y un servicio de soporte eficiente. Contar con un área de Soporte respaldará permanentemente a su empresa, y garantizará la mejora continua y la obtención del máximo aprovechamiento de la Solución que haya adquirido. El apoyo no se restringe a los cambios solicitados por los clientes, puesto que debemos estar presentes en la:

    • Identificación y priorización de las necesidades de gestión de la empresa.

    • Capacitación a nuevos usuarios o recapacitación a existentes.

    • Fortalecimiento de la efectiva utilización de la Solución, para que ésta funcione conforme a lo requerido.

    • Colaboración para optimizar los procesos existentes.

    • Ejecución de modificaciones que pueda requerir el cliente.

    • Implementación de las actualizaciones legales necesarias.

    • Actualización de la versión de la Solución, de tal manera que la empresa siempre se encuentre actualizada con lo último en tecnología, así como con nuevas y mejores funcionalidades.

    En suma, el éxito de la implementación de una Solución de Gestión Empresarial (ERP) no solo radica en el buen trabajo llevado a cabo en el proyecto, sino también en la calidad del servicio de Soporte que se le ofrecerá al cliente luego de su finalización. Nosotros lo tenemos presente, y ofrecemos conocimiento y experiencia, simplificando el trabajo y siendo fieles a nuestra consigna de… hacer más fácil lo que parece difícil.

    Leer Noticia